Cómo hacer SEO para una web nueva en 14 pasos

Octava y última guía de la serie ESPECIALIZACIÓN SEO. Hoy veremos cómo hacer SEO para una web nueva, recién creada o para una web que no se le haya hecho SEO anteriormente.

  1. SEO para WordPress
  2. SEO para Ecommerce
  3. SEO para SaaS
  4. SEO para Nichos
  5. SEO Local
  6. SEO para Empresas
  7. SEO Internacional
  8. SEO para una web nueva
  9. Comparativa entre herramientas de palabras clave

Crear una web nueva es siempre una aventura. Sin embargo, lo cierto es que, en cuanto a SEO, es lo mejor con lo que nos podemos encontrar. El SEO para una web nueva es sencillo, porque, aunque hay que ocuparse de todo, no hay que corregir nada y todo puede estar bien hecho desde el principio.

Por supuesto, precisamente, para evitar esos posibles problemas a futuro, es fundamental que hagas un buen SEO a tu web. Y es de eso de lo que trata esta guía. Así pues, si conoces a alguien que va a montar un proyecto web… ¡No le dejes hacerlo hasta leer esta guía!

¿Por qué tener una nueva web a la que hacer SEO es maravilloso?

Antes de empezar, quiero que sepas que, si te han encargado realizar el SEO de una web de nueva creación, estás de enhorabuena. Y si dicha web es tuya, pues lo mismo, pero con el aliciente de que ese negocio va a darte el 100% de los beneficios a ti.

¿Por qué es tan bueno tener una nueva web a la que hacer SEO?

Principalmente por lo siguiente:

1. No hay errores La primera ventaja de trabajar con una web de nueva creación es que no hay errores. Como no hay web, no puede haber errores. Lógico, ¿no? Esto significa que puedes dedicar el 100% de tu tiempo a crear y no a corregir.

2. Puedes dejar todo listo para crecer Como no hay nada hecho, puedes construir tú desde el primer momento todo lo necesario para que el SEO sea excelente. Esto significa que puedes dejar trazadas las líneas generales sobre las que la web crezca posteriormente.

3. Puedes trazar un plan También tienes la ventaja de que puedes trazar un plan desde el principio. Es cierto que esto lo puedes hacer, también, con una web ya existente. Sin embargo, con una web de nueva creación, puedes tener un plan desde 0 hasta el punto de destino, sin tener que adaptarte al plan que tuviese el anterior SEO ni tener que corregir errores ni adaptarte a la situación de la web.

4. Puedes recoger datos desde el principio Otro punto muy interesante es que, al tener una web de nueva creación, puedes recoger los datos adecuados desde el primer momento y utilizarlos para que el proyecto crezca más y más rápido.

Como ves, hacer SEO a una nueva web es una maravilla, porque, aunque tienes que trabajar bastante, lo cierto es que no debes estar arreglando problemas de terceros ni teniendo que ir con cuidado con lo que hicieran los anteriores encargados del SEO de la web.

Sin duda, si vas a trabajar el SEO de una web de nueva creación, estás de enhorabuena.

¿En qué debemos centrarnos al hacer SEO a una web nueva?

Lo cierto es que no hay nada especial ni único que haya que tener en cuenta a la hora de hacer SEO a una web de nueva creación.

Lo que tendremos que hacer es optimizarla para que cumpla perfectamente con las directrices de Google. Pero esto no es nada nuevo, es lo que haríamos con cualquier otro proyecto.

La diferencia es que, mientras que, en webs ya existentes, deberemos corregir errores para que la web se ajuste a dichas directrices, aquí deberemos construirla directamente ajustada a las directrices.

La ventaja del SEO para una web de nueva creación es que no deberemos corregir errores para que la web se ajuste a las directrices de Google, sino que podremos construirla directamente ajustada a las directrices.

Pero, más allá de eso, lo que hay que hacer es lo mismo que haríamos con cualquier otra web.

Es por ello que, en el siguiente apartado, te contamos por encima todo lo que deberías hacer para construir una web desde cero optimizada para SEO. También iremos enlazándote a guías específicas de cada punto, para que puedas profundizar y optimizarla al 100%.

Por último, también incluimos un apartado con consejos generales a la hora de hacer SEO a una web de nueva creación. Son consejos más abiertos y que, simplemente, debes tener en mente mientras estés trabajando.

Con ello, tendrás claro cómo debes enfocar el SEO de una web de nueva creación.

14 Pasos para asegurarte de que tu web nueva está optimizada para SEO

Vamos, pues, a mencionar los pasos que debes seguir para asegurarte de que la web que estés creando esté 100% optimizada para SEO tanto en el momento como a futuro:

1. Piensa en el negocio y en la web que quieres tener

Lo primero que tienes que hacer es pensar en cuál es el negocio y la web que quieres tener (o que quiere tener tu cliente, eso da igual).

Es importante que visualices el proyecto a nivel general antes de ponerte a montar la web. Esto es evidente, pero no todo el mundo se para a pensarlo.

¿Vas a montar una tienda online? ¿Entonces por qué has montado un WordPress en vez de un PrestaShop? ¿Quieres monetizar con afiliados de Amazon? ¿Entonces por qué no estás utilizando plugins como AAWP o Content Egg?

Es importante tener claro cuál es el objetivo para, posteriormente, construir la web acorde a ello.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es:

🔵 Determinar qué tipo de negocio vas a montar

🔵 Determinar cómo vas a monetizar el tráfico

🔵 Determinar qué tipo de contenidos vas a crear

🔵 Dibujar un roadmap con los plazos y objetivos que quieres conseguir a nivel de negocio

Sin tener claros estos cuatro puntos, no deberías pasar a los siguientes. No puedes montar una web sin tener claro para qué la quieres exactamente.

2. Analiza a la competencia (y sé proactivo al hacerlo)

Una vez tienes claro cuál es el proyecto que quieres montar, podrás localizar a tu competencia y estudiarla. No tiene sentido hacerlo antes, porque, aunque puedas intuir quién va a ser tu competencia, no tendrás forma de saberlo a ciencia cierta.

Analizar a tu competencia te permitirá comprender mejor el negocio que quieres montar y te dará ideas sobre cómo orientar tu web para que te permita cumplir con los objetivos de negocio.

🔗 Guía: Cómo analizar a tu competencia

analiza a tus competidores

Por supuesto, también te dará ideas generales acerca de los contenidos, el keyword research, vías de monetización alternativas a las que habías pensado en un primer momento… Mil cosas.

Estudiar a la competencia es fundamental, y debes hacerlo antes de ponerte a trabajar.

3. Haz un keyword research general para toda la web

Una vez tengas claro cómo quieres enfocar tu proyecto y hayas analizado a la competencia, es el momento de ponerte a hacer el keyword research.

Todavía no es necesario que tengas ni el dominio web. Eso vendrá luego. Ahora mismo, lo que necesitas es saber qué temas vas a abordar y qué cantidad de tráfico (aproximado) te van a traer.

Para ello, tienes que hacer un keyword y topic research en profundidad.

No vamos a detenernos a explicar aquí cómo hacerlo, porque tenemos una completa guía sobre Keyword research (te recomendamos visitarla).

Lo que sí vamos a decirte es con qué debe contar un keyword research para una web de nueva creación:

🔵 Debe ser completo

🔵 Debe incluir las keywords generalistas de tu propuesta de valor (keywords por las que posicionaría la web en su conjunto y la homepage)

🔵 Debe incluir keywords generalistas de las diferentes partes de la web (categorías).

🔵 Debe incluir las keywords de los contenidos, tanto a un nivel superior (páginas pilar) como a un nivel inferior (páginas de soporte a las páginas pilar).

🔵 Debe incluir las keywords de productos o servicios, en caso de haberlos.

Con estos cinco puntos y la guía de Keyword research, deberías estar en condiciones de hacer un buen keyword research para tu nuevo proyecto.

🏴 OFERTA BLACK FRIDAY 🎁

🔎 Pack de Herramientas SEO

💸 25% DE DESCUENTO HASTA EL MIÉRCOLES 30

Ver Oferta 👀

4. Planifica una arquitectura web coherente y escalable

Una vez tienes hecho el keyword research, es el momento de planificar la arquitectura de la web.

¿Por qué hacerlo ahora?

Bueno, fácil. Ahora tienes información relevante sobre los temas generales que vas a abordar y sobre las keywords más destacables, así que puedes organizar la estructura de la web de modo que esté acorde a dicho keyword research.

Lo que debes hacer aquí es planificar la arquitectura web, pero todavía no vas a montar la web. Esta planificación de la arquitectura web debes hacerla con papel y lápiz. Sólo es un boceto.

Lo que debes tener claro es que la arquitectura web que crees debe ser coherente y escalable:

1. Coherente Debe ser comprensible para el usuario y para los robots de búsqueda. Debe tener una lógica interna que vaya desde lo más importante hasta lo menos importante, con una estructura de árbol.

2. Escalable Debe poder escalar a medida que el proyecto crezca. Es decir, que, aunque tengas que añadir nuevas categorías, éstas no vayan a descalabrar la arquitectura web inicial que creaste.

arquitectura web escalable

Si construyes una buena estructura web desde un primer momento, no tendrás problemas a futuro. Y, teniendo en cuenta lo difícil que es cambiar la arquitectura web una vez el proyecto ya está en marcha, es fundamental que lo hagas bien desde el primer momento.

Echa un vistazo a nuestra guía sobre arquitectura web SEO para no cometer errores.
🔗 Cómo hacer una arquitectura web seo otpimizada

5. Dominio, hosting y CMS

El siguiente paso será montar la web propiamente dicha. Para ello, tendrás que escoger lo siguiente:

1. Dominio En primer lugar, deberás elegir un buen dominio para tu web. No vamos a profundizar mucho aquí ahora, porque tenemos un apartado completo en la siguiente sección, la de consejos.

2. Hosting En segundo lugar, tendrás que elegir un buen hosting. Esto, al principio, puede parecer poco importante (cualquier hosting mínimamente decente te servirá). Pero, a futuro, necesitarás un hosting potente y solvente. Puedes elegir entre contratarlo desde un primer momento o esperar a que sea necesario.

3. CMS En tercer lugar, tendrás que elegir el CMS. Este es el punto más importante, porque el CMS determinará las capacidades que tienes para hacer realidad el proyecto que tienes en mente. Nosotros vamos a asumir que eliges WordPress (porque es el más versátil y con más opciones), pero los siguientes puntos de esta guía son aplicables a cualquier otro CMS.

Es importante que elijas bien los tres elementos, porque son fundamentales para alcanzar el éxito con el proyecto (especialmente le CMS).

Además, es muy difícil cambiarlos posteriormente (al menos, en el caso del dominio y el CMS), por lo que una correcta elección desde el primer momento es algo básico.

6. Instala y configura plugins y themes (según vayas a necesitar)

Después de instalar el CMS, tendrás que instalar el theme y los plugins adecuados para lograr los objetivos de negocio que tengas.

Es importante, como ves, que tengas una idea clara de qué es lo que quieres para, después, buscar aquellos elementos que te permitan llevarlo a la realidad (o a la virtualidad).

La elección del theme debe hacerse pensando en el tipo de web que deseas tener (afiliación, contenidos de nicho, revista online, tienda online…), pero, también, en las características técnicas del theme (velocidad de carga, usabilidad, etc).

La elección de los plugins debe hacerse pensando en las necesidades del proyecto y en la posibilidad o imposibilidad de obtener lo mismo a través de la modificación del código de WordPress (generalmente, a través de functions.php).

En general, cuanto más sencillo sea el theme a nivel técnico y menos plugins utilices, mejor. Sin embargo, como puedes suponer, cuanto más complejo sea el proyecto, más plugins necesitarás y más complejo deberá ser el theme.

Sea como sea, instala el theme y los plugins que necesites. Ni más, ni menos.

🔗 Guía: Cómo hacer SEO en WordPress

7. Construye tus taxonomías y determina la estructura de URLs

Una vez tienes el CMS, el theme y los plugins instalados y configurados, es el momento de llevar a la web la arquitectura web que habías planificado sobre el papel.

Para ello, tendrás que determinar las taxonomías a utilizar y la estructura de URLs, así como el enlazado interno (aunque esto puede dejarse de lado en algunos tipos de proyecto).

El uso de taxonomías debe buscar cumplir con los criterios de coherencia y escalabilidad mencionados antes, por lo que deberás utilizar diferentes tipos de taxonomía según vayan a servirte.

En cuanto a la estructura de URLs, deberás elegir una u otra dependiendo del tipo de proyecto que vayas a montar. En una web pequeña de nicho, por ejemplo, te bastará con que todas las páginas cuelguen de la home. En una tienda online, necesitarás rutas más complejas.

url ecommerce

No profundizamos mucho más en este punto porque, de nuevo, es algo que ya abordamos en la guía de arquitectura web SEO.

8. Metadatos

El siguiente paso es configurar correctamente los metadatos de tus páginas. Especialmente, los relativos a la indexación de los diferentes tipos de páginas.

Análisis SEO de una web: Meta Datos
Análisis SEO de una web: Meta Datos

Dependiendo del tipo de proyecto que hayas creado y el tipo de arquitectura web que utilices, habrá que poner en no-index unas páginas u otras (en ocasiones, querrás dejar sin indexar las categorías, mientras que, en otros casos, querrás indexarlas, por ejemplo).

paginas en no index sofia calle

Con la planificación que ya deberías haber hecho, no deberías resultarte complicado saber qué páginas deben estar o no estar en no-index.

🔗 Hablamos un poco más de este tema en nuestra guía de SEO On Page.

9. Publica algunos contenidos de prueba

Con todo lo anterior hecho, lo que nosotros recomendamos es publicar algunos contenidos de prueba. No muchos, dos o tres. Eso sí, que sean completos, con todas sus imágenes, tablas, vídeos, y todo tipo de recursos que enriquezcan el contenido.

¿Por qué?

Muy sencillo. Una web vacía, incluso aunque sea una mierda, se va a ver relativamente bien y va a cargar rápido. Es cuando empezamos a meterle contenido (y más si está enriquecido) cuando se empieza a ver cómo se rompen las costuras.

Por eso, antes de pasar a las optimizaciones subsiguientes, recomiendo publicar algunos contenidos.

Esto te permitirá optimizar las páginas de contenidos, pero también las páginas de taxonomías o la home (puesto que aparecerán las entradas recientes, con su excerpt y sus imágenes, y eso también alterará la velocidad de carga y la usabilidad).

Por cierto, aunque hablo de “contenido de prueba”, no significa que tenga que ser, necesariamente, un contenido que después vayas a borrar. Puedes aprovechar para que sea un contenido de calidad que, después, mantengas.

10. Optimiza el UX

Cuando hayas publicado el contenido de prueba, es el momento de optimizar el UX. Es decir, el diseño y la usabilidad.

Piensa que el diseño y la usabilidad no tiene que ver sólo con cómo se ve la home o lo fácil que es navegar por la web a través de los menús (aunque esto es importante), sino que también tiene que ver con lo bien que se ven tus contenidos.

Tienes muchos aspectos diferentes a tener en cuenta en la optimización del UX, así que te recomendamos echar un vistazo a nuestra guía de optimización de diseño y usabilidad para SEO.

La cuestión aquí es dejar la web perfecta para que cualquier usuario que llegue a ella pueda navegarla con facilidad y disfrute de hacerlo. Y, por supuesto, hay que asegurarse de que seguirá siendo así a medida que la web crezca.

11. Optimiza la velocidad de carga

El siguiente paso es optimizar la velocidad de carga. Como en el caso anterior, es importante tener algún contenido ya publicado para comprobar qué tal cargan esas páginas (que tendrán más recursos y más variados).

pagespeed nota global kiwosan

En este punto tendrás mucho que hacer: configurar correctamente el theme, configurar correctamente los plugins, instalar un plugin de caché, optimizar las imágenes, mejorar tu hosting, mover scripts, reducir el CSS… en fin, hay mucha tela que cortar.

Lo que debes entender es que, si lo haces al principio, este tema ya no tendrás que volver a abordarlo a futuro. Lo haces una vez y te olvidas. Es otra de las ventajas de hacer SEO a una web de nueva creación.

Echa un vistazo a nuestra guía de WPO y optimización de velocidad de carga y deja tu web a punto en lo que a velocidad respecta. Ya sabes que este es un punto fundamental en el posicionamiento en buscadores. Google AMA las webs rápidas.

12. Optimiza los últimos detalles del SEO técnico

Con los dos puntos anteriores, ya habrás optimizado buena parte del SEO técnico. Sin embargo, todavía hay algunas partes que deberás trabajar para que la optimización técnica esté perfecta.

Cositas como la seguridad con certificados SSL o el uso de marcados con microdatos, la optimización del crawleo y la indexación, etc.

conexion segura https candado

Optimizar a nivel técnico tu web te permitirá ir un pasito por delante de tu competencia desde el primer momento, porque esta optimización es la más difícil y no todo el mundo la realiza correctamente.

Si tú sí lo haces, llevarás ventaja.

🔗 Nosotros tenemos una guía completa sobre SEO técnico, así que échale un vistazo y aplica todos los trucos mencionados en ella.

13. Configura correctamente las herramientas de analítica

Con todo lo anterior, tu web estará prácticamente lista.

Lo único que te faltará es configurar las herramientas de analítica web.

En el pasado, con instalar Google Analytics y Search Console era suficiente. Hoy en día, en cambio, es recomendable dedicarle un poco más de tiempo y utilizar una configuración de analítica web más compleja y que nos arroje datos más útiles.

En este sentido, recomendamos el uso de Google Tag Manager.

Por supuesto, deberás saber qué objetivos tienes tanto a nivel de negocio como de web y SEO y cuáles son tus KPIs y métricas esenciales. Esto es algo que debes pensar antes.

Una vez lo tengas claro, puedes configurar tus herramientas de analítica web para que recojan los datos necesarios para medir el avance de tu proyecto y poder tomar decisiones basadas en datos.

¡Por cierto!

Es recomendable que, después de configurar tus herramientas de analítica, revises la velocidad de carga. Podría haberse visto afectada ligeramente. Si es así, trata de ajustarlo todo para que tus páginas vuelvan a cargar como un relámpago.

14. Haz saber a Google que existes

Y, una vez está lista la web, sólo queda hacer saber a Google que existes.

Para ello, debes permitir a Google indexar el sitio web (en caso de que no lo estuvieses haciendo ya) y configurar Google Search Console.

Envías el sitemap a Search Console , avisas a Google de que existes… ¡Y listo! Tu web está funcionando.

enviar sitemap a search console

🔗 Cómo crear y enviar mi sitemap web

Todo lo anterior… ¡Multiplicado por dos!

Ten en cuenta que todo lo mencionado en el apartado anterior debe hacerse tanto para la versión desktop como para la versión mobile.

La optimización de la navegación, el UX, la velocidad de carga, los contenidos, etc. debe hacerse correctamente en ambos tipos de dispositivos. De lo contrario, estaremos perdiéndonos la mitad del tráfico potencial.

No obstante, puesto que la web es nueva, esto no debería resultarte muy complicado. Quizá requieras de ciertos conocimientos básicos de programación. Pero, más allá de eso, no deberías tener mucho problema.

🔗 Échale un ojo a nuestra guía sobre SEO mobile.

Consejos para mejorar el SEO de tu nueva web

Para terminar, vamos a ver algunos consejos generales para mejorar el SEO de tu nueva web.

Elige un dominio conciso y efectivo

El primer consejo es que elijas un dominio conciso y efectivo.

Sobre qué es conciso no hay mucho misterio. Breve y claro.

Ahora bien, ¿qué significa efectivo?

Pues lo cierto es que esto depende un poco del tipo de proyecto que vayas a montar.

Si vas a montar una web de contenidos seria y grande o una tienda online, probablemente te interese apostar por el branding. Si vas a montar un nicho más pequeñito, probablemente te interese apostar por un EMD.

Por otro lado, el TLD que elijas también es importante.

En el caso de los proyectos con branding, el TLD puede utilizarse como parte del nombre de la web, por lo que se puede apostar por alguno de los nuevos, más exóticos. En el caso de los proyectos sin branding, en general, es mejor apostar por los TLD clásicos (.com, .net, etc.).

Cuidado si te ayudan a construir tu web

Es posible que no vayas a construir tú mismo la web (o no en su totalidad). Si te va a ayudar otra persona a hacerlo, es importante que ésta sepa qué es lo que está haciendo a nivel de SEO.

Por lo tanto, o te aseguras de que estás trabajando con una persona que sabe de SEO, o te encargas de estar encima de ella para evitar malas prácticas.

Ten contenido antes de lanzar la web

Ya hemos hablado de los contenidos de prueba en la sección anterior.

Sin embargo, una vez tu web esté lista para ser lanzada, lo más recomendable es que publiques unos cuantos contenidos adicionales.

En el caso de un nicho pequeño, deberías tener ya todos los contenidos publicados. En el caso de una web un poco más grande, deberías tener unos cuantos contenidos publicados, para que empieces a ver movimiento cuanto antes.

Una web vacía no resulta de interés para el usuario y Google no la ve con buenos ojos.

Completa las categorías y la home (con contenido)

Una buena recomendación es que, antes de lanzar la web y enviarla a Google a través de Google Search Console, optimices con contenido las páginas de categoría y la home.

Estas páginas suelen beneficiarse mucho de un poco de texto, pero, en la mayoría de ocasiones, no se hace. Se dejan esas páginas como archivos de entradas, pero sin contenido original propio.

Te recomiendo que, antes de lanzar la web, añadas un poco de contenido. Lo notarás en su posicionamiento.

Ten en cuenta las particularidades (SEO Local, Internacional, etc.)

Es posible que tu proyecto tenga particularidades a nivel de SEO que hagan que tengas que optimizar otros apartados, además de los mencionados en esta guía.

Por ejemplo, si tu proyecto va a tener una tienda física, deberías optimizar el SEO Local. Si tu proyecto va a tener presencia en diferentes países, deberías optimizar tu SEO Internacional.

Es decir, esta guía es correcta a un nivel básico (aunque bastante completo), pero es posible que tu proyecto necesite optimizaciones SEO adicionales.

En cualquier caso, nosotros tenemos una guía de SEO Local y una guía de SEO Internacional, por si lo necesitas para tu proyecto.

Apréndete las particularidades de tu web

Por último, te recomendamos que aprendas las particularidades de tu web y de tu theme.

Toda web y todo theme tienen pequeñas particularidades que conviene tener presentes cuando se está trabajando día tras día.

El ejemplo más evidente es el tamaño de las imágenes. Todos los themes tienen un tamaño óptimo para las imágenes. Si utilizas otro tamaño, o no se ve bien o aumenta la velocidad de carga.

Conocer estas particularidades te permitirá mantener la web con una optimización excelente día tras día (y no es algo difícil).


Como puedes ver, el SEO para una web nueva no tiene gran misterio. Simplemente, hay que aplicar todo lo que hemos ido mencionando a lo largo de otras guías en este Establo SEO y dejarlo todo preparado para que esa web siga teniendo un SEO excelente a medida que crezca. 

Sigamos con la guía SEO definitiva. Ahora vamos a ver 👇🏻

Horse Luis es el CEO y fundador de Kiwosan.com.

Ha trabajado muchos años como SEO y redactor de contenidos.
Especializado en análisis de palabras clave, análisis de contenidos y de la competencia.

Actualmente también es redactor de los contenidos SEO del blog. Más info en Sobre mí.

Artículos relacionados muy interesantes y que merecen mucho la pena 👇

Deja un comentario

Información sobre la Protección de Datos
Responsable: Ángel Rodríguez
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del usuario.
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna.
Derechos: Tienes derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.